Connect with us

Mexicano Chingón

Andrea Go: El Auto Eléctrico Mexicano Más Económico

Andrea Go: El Auto Eléctrico Mexicano Más Económico

Mexicano Diseñador

Andrea Go: El Auto Eléctrico Mexicano Más Económico

Andrea Go: El Auto Eléctrico Mexicano Más Económico

Andrea Go es un auto eléctrico mexicano que se construye en la planta de Giant Motors en Tepeapulco, Hidalgo, misma fábrica que produce los camiones chinos FAW desde hace 11 años.

Las primeras imágenes del Andrea Go surgieron aparentemente filtradas por la página de Facebook de industriales de Ciudad Sahagún a principio de año. El automóvil eléctrico mexicano, primero en su tipo, hizo su debut oficial público el 31 de marzo en la Ciudad de México.

Planta de ensamble Giant Motors en Tepeapulco, Hidalgo

El ingeniero Carlos Pardo es el diseñador responsable del vehículo, había trabajado en él durante los pasados 8 años cuando el auto aún funcionaba con gasolina pero aún era una alternativa comercial viable. Tras una alianza entre Giant Motors y Grupo Financiero Inbursa, y nuevas ideas de Carlos, se decidió optar por el rediseño y hacerlo totalmente eléctrico.

Andrea Go, nombrado así en honor a la hija de Pardo, es un compacto de 4 cilindros de 1.0 litro, que contará con una variante de motor eléctrico, su producción será limitada, al menos de inicio, y tendrá un costo de alrededor de 150 mil pesos.

Carlos Pardo nombró su auto eléctrico en honor a su hija Andrea

El papá de Andrea Go

Carlos ha querido diseñar autos desde que tiene memoria; una vez en secundaria le regalaron una mesa de ping pong, misma que decidió serruchar para usar los materiales en la construcción de un modelo a escala de un Lamborghini Countach Lp500s.

“Siempre he sido así, busco la forma de lograr mis sueños a pesar de no tener todos los recursos” comenta Carlos Pardo, y recuerda que su pasión por los autos son herencia de su padre, quien trabajaba en una fábrica Renault y lo llevaba diario desde pequeño a que viera cómo se construían los vehículos.

Lamborghini Countach Lp500s

México es bueno produciendo autos para terceros

De acuerdo a la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), nuestro país es el séptimo productor de autos del mundo, aunque generalmente esos autos pertenecen a marcas alemanas, norteamericanas y japonesas.

No existen marcas nacionales que compitan con la producción en serie de los fabricantes extranjeros, aunque sí hay intentos mexicanos de incursión en el mercado automotriz. Carlos dirige una empresa que fabrica modelos y escalas de vehículos por encargo, y que ha tenido exhibiciones en eventos de Fórmula 1, E, entre otras.

Carlos Pardo se ha presentado en exhibiciones de Fórmula 1

Pardo explica que su diseño no es el primero ni el único intento de un desarrollo eléctrico mexicano, pero los que existen caen en el problema de pensar que cada uno tiene una propuesta mejor que la de los demás y no ser muy colaborativos.

Carlos lamenta la situación y espera que más desarrollos mexicanos aparezcan con el tiempo y se logre establecer un sello nacional que rinda frutos. “Yo creo que la principal razón por la que no existe esa marca mexicana es porque los millonarios de nuestro país no le apuestan a estos proyectos”, comenta Pardo.

Diseño de auto por Carlos Pardo

Hacia dónde se dirige Andrea

Para Carlos el principal obstáculo para que su proyecto se concrete es la carrera contra el tiempo. Andrea aún se encuentra en pruebas piloto desde que fue rediseñado, y sabe que no conseguirá inversión hasta que tenga un producto tangible y funcional.

Andrea Go tiene su mira en ser un vehículo citadino para distancias cortas y propósitos de movilidad práctica; habrá variantes para dos y cuatro plazas, y utilizará la plataforma multimodal cero emisiones. Carlos explica que dicha tecnología ya existe pero ellos buscan fabricar su propia versión de la misma.

Diseño de Andrea Go, el auto eléctrico más económico de México

El ingeniero mexicano resalta que uno de los principales atractivos de su proyecto es el accesible costo, que espera se coloque como una alternativa mucho más alcanzable que otras opciones similares que ya se comercializan en el país, como el Nisan Leaf o el Zacua, otro auto eléctrico mexicano que ronda los 460 mil pesos.

“La finalidad es cuando lo veas, uses y manejes, tengas la garantía de que vas a tener un vehículo con muy buena durabilidad, que siga ahí con el paso de los años; y que lo que pagues por él haya valido la pena. No me baso en el margen de utilidad, sino en la satisfacción del cliente.”

Auto eléctrico mexicano Andrea Go

Hay otros beneficios con respecto al uso de autos eléctricos además de los que Carlos menciona; sus dueños no pagan el impuesto de la tenencia, están exentos del programa de verificación vehicular, tienen lugares preferenciales de estacionamiento, no generan Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), y la CFE ofrece la opción de instalar un medidor de carga independiente al consumo del hogar que promete “no aumentar significativamente el gasto”.

En México, quizá el mayor reto que los usuarios —y potenciales nuevos dueños— de autos eléctricos enfrentan es la desinformación al respecto. No hay todavía muchos mecánicos que ofrezcan servicio a este tipo de vehículos y es difícil encontrar estaciones de carga, en la CDMX apenas existen 16 y se espera llegue a unos 50 en el resto del año.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More in Mexicano Diseñador

To Top